¿Mi hijo es temeroso o fóbico? Presta atención a estos síntomas

El miedo es un sentimiento que se presenta tanto en la edad adulta como durante la infancia, aunque en esta última etapa puede ser más notorio porque los niños no poseen plenamente los recursos necesarios para afrontar aquella emoción cuando se siente tan intensa. ¿Cuándo el exceso de temor de transforma en una fobia? Enterate más en Sintomasde.info

niño

Una fobia es un miedo irracional, un tipo de trastorno de ansiedad en el cual, el paciente tiene un miedo implacable a una situación, a una criatura, lugar o cosa. Las personas con una fobia hacen todo lo posible por evitar un peligro percibido, que es mucho mayor en sus mentes que en la vida real. Si es confrontado con la fuente de su fobia, la persona sufrirá una angustia enorme, que puede interferir en su funcionamiento normal, a veces puede conducir al pánico total. Para algunas personas, incluso pensar en su fobia es altamente angustioso.

Los niños que constantemente llaman a sus padres, les piden que los acompañen, o que los calmen, entran intentando encontrar los recursos suficientes para controlar sus temores. Este sentimiento, aunque suele ser normal, esperable y hasta fundamente para la evolución saludable del niño en ocasiones puede pasar a ser patológico.

Para determinarlo, es importante que los padres prestes atención a:

  • La intensidad de los temores
  • La frecuencia con la que se manifiestan
  • Si estos “miedos” no se disipan con el tiempo
  • Si interfieren en sus actividades habituales, y en su vida cotidiana, tornándose difícil para su familia controlarlos y reeducarlos.

ni

Cuando así sucede, la ansiedad y el miedo desproporcionado generan, además, síntomas psicológicos y físicos. En este artículo te presentamos algunos ejemplos para que puedas detectarlo a tiempo:

Síntomas psicológicos:

  • Ansiedad intensa
  • Temores repentinos
  • Preocupación exagerada por situaciones que no lo merecen
  • Pensamientos negativos constantes
  • Angustia sin motivo

Todo ello trae aparejado un gran sentimiento de inseguridad e impotencia por no poder manejar las emociones, que deteriora su autoestima

Síntomas físicos:

  • Tensiones musculares repentinas
  • Dolores de cabeza crónicos
  • Irritabilidad
  • Llanto excesivo
  • Dificultad para poder dormirse por las noche
  • Dolores de estómago fuerte que pueden ocasionar diarrea
  • Mareos o nauseas
  • Palpitaciones, o aceleraciones repentinas del ritmo cardiaco
  • Excesiva sudoración
  • Temblores corporales
  • Palidez o enrojecimiento del rostro en el momento de exposición ante el estímulo temido

El mantenimiento de algunos de estos trastornos de ansiedad que favorecen los miedos exagerados puede derivar en problemas de aprendizaje – ya que provoca dificultades de concentración- , problemas de conducta y de relación social, así como también estados anímicos depresivos.

Por ello es que es indispensable consultar con el pediatra ante los síntomas o manifestaciones que los padres consideren fueran de lo común ya que los miedos exagerados pueden derivar en problemas de aprendizaje –al provocar dificultades de concentración- , problemas de conducta y de relación social, así como también estados anímicos depresivos. En ese caso, el medico podrá evaluar correctamente el malestar del niño, y recomendar la interconsulta con un especialista relacionado al área de la psicología con el fin de realizar un diagnóstico y actuar en consecuencia.

¿Fobia o miedo?

 

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *